sábado, 2 de julio de 2016

Reseña 11 | Silence (Saga Hush Hush III) de Becca Fitzpatrick


¡Hola a todos/as! Continuamos con las reseñas de la saga Hush Hush de Becca Fitzpatrick (evito el nombre de la autora lo máximo que puedo porque tengo que reconocer que su apellido se me resiste a la hora de escribirlo, ¿no os pasa lo mismo?). Hoy vamos con el tercer libro de la saga: Silence. Os recuerdo el orden de lectura:

  1. HUSH HUSH → Reseña AQUÍ → Nota 3/5
  2. CRESCENDO → Reseña AQUÍ → Nota 3/5
  3. SILENCE → Sigue leyendo para saber la nota
  4. FINALE → Reseña AQUÍ → Nota 2/5

Supongo que no tengo que poner sinopsis del libro, ya que sólo estarán interesados en leerlo aquellas personas que ya hayan leído los anteriores y que sepan de que va la historia, y en cuanto al orden de lectura, es el tercero de la saga.


 

Para empezar por lo general, decir que al igual que los dos libros anteriores es cortito (en formato pdf tiene unas 300 páginas) y fácil de leer. Además, sigue contándolo Nora en primera persona. Para mi sorpresa, esta tercera parte de la historia me gustó más que las dos anteriores. Como os vengo diciendo, con esta saga no tenía muchas esperanzas de que me sorprendiese o me llamase mucho la atención, pero este tercer libro me gustó bastante, incluso me enganchó tanto que lo leí más rápido que los anteriores.

Pero, entrando en detalle pero sin hacer spoiler, en mi opinión la imagen de Scott es mucho mejor. Así como en el segundo libro, que es cuando aparece en este personaje, no me gustaba o más bien incluso me daba pena, porque daba la sensación de que estaba siempre infeliz, e incluso me sentí mal cuando Patch le  pega en la fiesta de su casa cuando se besa con Nora. Sin embargo, en este libro parece como que da un cambio total, es decir, aunque sea Scott y haya cosas de él que sean las mismas, le coges cariño al personaje. Se porta mucho mejor con Nora, la ayuda a lo largo del libro, aún poniéndose él mismo en peligro. Además, explica el porqué se comportaba de esa manera en el anterior libro. Espero que no le pase nada en el último libro, porque le he cogido cariño al personaje.

Otra de las cosas que me gustaron de este libro es el tema Jev-Patch. No quiero adelantaros mucho, pero bueno, esto lo sabréis en los primeros capítulos y en eso se centra el resto del libro: Nora pierde la memora parcialmente, concretamente la de los últimos seis meses (desde que conoce a Patch, hasta lo que ocurre al final del segundo libro). Por esto, como os digo, no recuerda a Patch.


Nora. -¿Besarme?¿Qué?¿Quién es ese tío?
Scott. -Supongo que tampoco lo recordarás a él. Es Patch, tu ex.


Pero, como recordareis del segundo libro, el otro nombre de Patch es... Jev. Con lo cual, ya os podeis imaginar qué pasa. Como no podía ser de otra manera, Patch sigue cerca de Nora pero ahora usa este nombre, así que ella se vuelve a enamorar de él pero sin saber que en realidad ya lo había estado. Esto me encantó del libro. Además, me gustó mucho la actitud de Patch a lo largo de este tercer libro. Así como en los dos anteriores había cosas que no me habían gustado, o que no me parecían coherentes (en este libro, por cierto, sigue sin explicar el por qué de liarse con Marcie, porque se limita a decir que estaba con ella para vigilarla, pero que yo sepa para vigilar a alguien no hace falta besarlo (jajaja))

Otra de las cosas interesantes de este libro es que por fin conocemos la casa de Patch, después de todas las evasivas de él en el libro anterior para no enseñársela a Nora. En mi opinión me gustó bastante, tanto por saber de una vez donde vive como porque no me la imaginaba así, fue un poco inesperado. Y bueno, relacionado con la casa, un minuto de silencio (irónico) por esta escena:


Es decir, ¿enserio? después de tres libros esperando que pase algo en esa casa, (pido perdón por mi mente mal pensada) lo único que dicen es esto. Me llevé una decepción porque sinceramente ni siquiera dicen si pasó algo o no, tienes que interpretarlo

Otra cosa que no me gustó es que aún sigue habiendo alguna que otra frase que, por parte de la autora, me parece un poco machista y desafortunada bajo mi punto de vista. Me refiero a esta frase, al final del libro, cuando Patch le está hablando a Nora de su ex novia, Dabria:

[...]La llevé conmigo porque lo que le ocurra me es indiferente. Ella es de usar y tirar. Tú no.

A ver, simplemente decir que por muy mal que esté su relación con Dabria, ¿de verdad hace falta decir que es de usar y tirar? En mi opinión me parece una frase desafortunada, no se lo que vosotros pensareis.

Poco más tengo que decir. En cuento a otros personajes como Vee, me pareció que en este libro no tiene mucho protagonismo, por no decir casi ninguno (con lo que me gusta a mí el personaje de Vee...).  No hace falta decir lo poco que me gusta el padre de Marcie, Hank, y la propia Marcie. En este libro está mas tranquila, parece como que ya no trata a cada momento de fastidiar a Nora (incluso le ayuda), y al final del libro hay una escena en la que Marcie  llega a dar pena, por la traición que le hace una persona a la que ella quiere mucho.




3/5 ENTRETENIDO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

About Us

Popular Posts

Recent

Random